lunes, 4 de junio de 2007

6 de junio: Chat con Harold Segura


El próximo miércoles (6 de junio) a las 22:00 horas (hora española) Harold Segura mantendrá un diálogo en torno al CELAM en LUPACHAT. ¡Regístrate ahora mismo!

3 comentarios:

Fabián dijo...

Estimado Pastor: el que debe agradecer por el servicio prestado a través de su blog soy yo. Si bien algunos comentarios no los compartía, en general me sentí espiritualmente unido a vos y a toda la Asamblea.
Unidos en Cristo.
Fabián.-

Anónimo dijo...

estimado Harlod, paz y bien.
Y henos otra vez en los remezones del trágico y eterno problema de quien es iglesia y quien no, y de si el ecumenismo es una vía real o una mera figura retórica. Como católica, estoy con sentimientos ambiguos: no puedo menos que afirmar que es, entre otras cosas la sucesión apostólica la que hace una iglesia sea tal y que no se puede obviar la separación fraterna en que devino la de la Reforma de Lutero, pero...¿Donde ponemos de que somos uno en Cristo? esa es, para mí y para millones, la base del ecumenismo: Cristo, Cristo y su mensaje.Usted lo dice muy bien en su reflexión: no al ecumenismo a pesar de todo, pero veamos de sortear, allanar, las diferencias doctrinales de cada confesión, y sigamos acentuando lo que tenemos en común: el ecumenismo de misión, el compromiso con los más necesitados, a los que no les cambiará mucho la vida por las eclesiologías varias y sí por su promoción a verdaderos hijos de Dios, con derecho a justicia, esperanza, dignidad , a una vida que sea digna. Como usted bien dice: ¿Podremos trabajar juntos en bien de la vida? El documento conclusivo de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, reunida en Aparecida, dijo que eso era posible y, además, un camino irrenunciable: “La comprensión y la práctica de la eclesiología de comunión nos conduce al diálogo ecuménico. La relación con los hermanos y hermanas bautizados de otras iglesias y comunidades eclesiales es un camino irrenunciable para el discípulo y misionero”
bendiciones. blanca

Harold dijo...

Blanca, la ambiguaedad de tus sentimientos no sólo te pertenece como católica que eres. Todos quienes queremos mantenernos fieles al comprmiso con la Unidad la compartimos también. Tienes en esto mucha razón.
Saludos,
Harold